Aprende a usar bien tu tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito pueden complicar tus finanzas personales. Si las usas de manera correcta, son muchos los beneficios que puedes obtener de ellas, pero si por el contrario la usas sin medir tus gastos, solo es cuestión de tiempo para que estés lleno de deudas difíciles de saldar. 

Especialistas en finanzas aseguran que el principal problema que se presenta con el uso de las tarjetas de crédito es que los usuarios la toman como una extensión de sus ingresos y no es así, es un dinero que te está prestando el banco. 

Para evitar que el mal uso de las tarjetas de crédito te lleve a un endeudamiento difícil de saldar, es necesario aprender a darles un uso adecuado y que ellas trabajen para ti. 

En este artículo te daremos 6 consejos valiosos para que aprendas a usar de manera inteligente tu tarjeta de crédito y puedas aprovechar sus beneficios. 

Buenas prácticas para usar tus tarjetas de crédito

  1. No pagues el mínimo 

Este es el error más común, creer que mantener una tarjeta de crédito con solo los pagos mínimos es efectivo. 

Esta acción solo hará que incrementen los intereses por consumo subiendo así el monto de la deuda capital. 

Nuestra recomendación número uno es que siempre pagues más del monto mínimo, así estarás pagando un mayor porcentaje de capital, disminuyendo por consiguiente la deuda, el plazo de pago y los intereses.  

  1. Aprende a distinguir entre gastos importantes y gustos 

Una regla básica, es emplear ese dinero que te está prestando el banco en gastos importantes, por ejemplo, temas de salud serios como estudios médicos o procedimientos quirúrgicos urgentes. 

Comprar productos o bienes que a largo plazo representarán un retorno de capital para ti, una computadora o un teléfono celular porque son tus equipos de trabajo.  

Usarla en comprar alimentos, ropa o zapatos, ir a la estética, al cine, renovar los utensilios de la cocina, no es una buena jugada, son elementos que no representarán un retorno de inversión, solo generarán intereses que se comenzarán a acumular incrementando la deuda final. 

Estos gastos sólo serán eficientes si los pagas inmediatamente y no los dejas a plazos. 

  1. Trata de pagar con rapidez

Mientras más cuotas para pagar el crédito que usaste, más intereses generará y hay más posibilidades de que te atrases en alguna de las cuotas, generando así intereses de mora que incrementarán el pago final. 

Esto se relaciona mucho con el pago mínimo, si haces pagos mínimos solo estarás alargando el tiempo de pago. A menos que los pagos mensuales sean sin interés, si es así no hay problemas, pero no todo funciona bajo este esquema, recomendamos informarte bien con tu banco. 

  1. No gastes más del 30% "permitido"

Te recomendamos que el gasto mensual que realices con tu tarjeta de crédito no supere e 30% de tus ingresos, y más importante aún, el pago de ese gasto no lo dividas en cuotas. Ponlo como meta mensual y verás que será mucho más fácil pagar a fin de mes.

  1. Olvídate de tener más de una tarjeta de crédito 

Es común pensar que tener en la billetera un amplio abanico de tarjetas de crédito es señal de abundancia y de posición económica, esta es una concepción errada que puede abrir paso a que se usen desordenadamente y sin control.

Tener más de una tarjeta de crédito solo es sinónimo de mayores responsabilidades que atender, que de no ser atendidas debidamente pueden derivar en deudas de importancia muy difíciles de saldar. 

  1. Ten presente las fechas de corte y de pago

Olvidar las fecha de pago es un problema común, y en el caso de las tarjetas de crédito hay dos fechas importantes que se deben tomar en cuenta. 

Fecha de corte: Es el día que marca el banco para elaborar el estado de cuenta de ese mes, todo lo que consumiste antes de esa fecha será tomado como soporte para calcular el monto adeudado, lo que consumas posterior a ese día quedará para el siguiente pago.. 

Fecha límite de pago: Es el día que fija el banco para que pagues el monto que se calculó en la fecha de corte, a partir de este día tu deuda comienza a generar intereses.

Consejos finales 

  • No veas la tarjeta de crédito como una extensión de tus ingresos, por el contrario lo que hace es quitarte dinero a fin de mes cuando llega tu pago. 
  • Se prudente con el manejo de los recursos que dispones y la cantidad de tarjetas de crédito que posees.

  • Si decides tener varias tarjetas de crédito una buena práctica puede ser dejar una en casa, así evitas usarla y solo la tendrías para emergencias u ocasiones excepcionales.

  • Si tienes suscripciones o cargos en tus tarjetas de crédito recomendamos tenerlos todos en una sola y tener claro el día que hace cargo cada uno de ellos, en el caso de suscripciones anuales, tener en mente que mes se hace el cargo, para programar ese gasto.
  • Lee muy bien el contrato que te entrega el banco cuando aceptas este instrumento financiero. Conoce a detalle los porcentajes que te cobran por intereses comunes, intereses de mora, comisiones, todo, a fin de cuentas estos pequeños montos suman al valor total de tu deuda, para ello te puede servir aprender como funcionar los intereses de las tarjetas de crédito.

  • No las utilices desde una semana antes de la fecha de corte.

Tambien puede interesarte

Morosidad: Conoce sus conceptos básicos y cómo te afecta

Publicado:

May 31, 2022

Ver mas

6 formas para evitar el sobreendeudamiento y puedas darle un respiro a tus finanzas

Publicado:

April 20, 2022

Ver mas